Tu blog de pesca

Pesca del sargo pesquero fácil acceso.

Feb 02, 2022
Pesca del sargo pesquero fácil acceso.

 

Hola Pescador

 

Hoy te traigo una jornada de pesca en un pesquero de fácil acceso.

 

Como de costumbre comencé el día con calma y sin prisas.

 

Desayuné con mis cuatro niñas y salí tranquilamente en busca de un pesquero con condiciones para pescar.

 

Había visto en google earth un lugar junto a la playa de Abano que parecía tener las características para pescar con las condiciones meteorológicas que se hacían ese día.
Sin embargo, tendría que ir al lugar y confirmar si realmente estaba a la altura de las expectativas.

 

Al llegar al pesquero la primera impresión fue muy buena, parecía que había acertado y que todo salía bien, iba a pescar desde lo alto del acantilado mirando al norte.

 

Sin embargo, en cuanto comencé a preparar las cosas para la pesca, se levantó un viento del norte muy incómodo, lo que hizo que mi primer plano fuera completamente inviable.

 

No podía rendirme, aprendí que en la pesca, como en la vida, siempre hay una manera de darle la vuelta a las cosas.

 

También intenté hacer un o dos lanzamientos de cara al mar, pero el viento no permitía que el aparejo “funcionara” correctamente.
Como no conocía el pesquero, decidí dejar la caña y buscar un rincón donde resguardarme un poco del viento, para mi espanto descubro un pequeño rellano en el lado sur del acantilado que me permitió pescar sin estar tan expuesto al viento.

 

Pesquero de fácil acceso en la playa Abano.

 

Sin embargo, el día ya iba por la mitad, pero al menos ya tenía un rincón para entretenerme.
Rocié algunas cucharadas de engodo y comencé a pescar.
Pronto, las primeras bailas comenzaron a salir, la diversión estaba asegurada.

 

Estaba sacando unas bailas, pero siempre con la expectativa de que pudiera "entrar" ese ROBALO.
Sin embargo, lo que estaba pescando eran bailas y algunos sargos que no han podido resistir al olor del engodo.

Hubo una buena picada de un gran sargo pero terminé perdiéndolo detrás de una roca, más puntiaguda, además de un pez muy pesado, que no me di cuenta de qué pez era, porque rompió el sedal, justo en el primer arranque.

 

 

Sin embargo, no podría estar más feliz (quiero decir... podría haberlo hecho si hubiera pescado ese pez grande;)
Igualmente, fue una jornada de pesca muy divertida, con unos buenos peces para la sopa y lo más importante, nadie salió lastimado. .

 

Si no quieres perderte consejos y más salidas de pesca como esta, presiona la campanita que aparece en la esquina inferior izquierda de la pantalla, así recibirás una notificación cuando publique un nuevo artículo.

 

Si quieres convertirte en un pescador con resultados más expresivos, echa un vistazo el curso que preparé para ti aquí.

 UN ABRAZO

 Manuel Monteiro

Conoce el curso

Secretos de Pesca

 

Saber más